martes, 25 de noviembre de 2008

TITIAROS ACARAMELADOS

Cuando encuentren una mano de Titíaros, no la dejen escapar. Son los mejores camburcitos. Sirven para todo, para comerlos de un mordisco, para freírlos enteritos y para hacerlos como postre con esta receta.
Deben estar maduritos, antes que se les ponga la concha negra, los pelan y colocan en un molde para el horno que estará ya enmantequillado. Le dejen correr una cucharita de café, de vainilla sobre cada uno, le agregan papelón rayado o azúcar morena, por encima y una lonjita de mantequilla. Lo tapan con papel aluminio y 25 minutos al horno a temperatura mediana. Lo destapan a ver si están blanditos y si lo están lo vuelven a meter esta vez sin el papel aluminio para que queden doraditos por arriba. Y ya, a la mesa porque es mejor comerlos tibios.

2 comentarios:

Maria Pantin dijo...

CASUALMENTE PRIMA, PARA EL MIERCOLES, QUE VIENEN A CENAR MIS HIJOS, NUERAS, YERNOS, NIETOS Y YO, EL MENU, ADEMAS DE MI RICA TORTA DE MAIZ , EL MUCHACHO NEGRO, ENSALADA VERDE,LOS CAMBURCITOS YA FIGURABAN EN EL POSTRE, LO QUE NO SABIA ERA LO DEL CAFÉ, LO HARE DE ESA MANERA. UN BESO.

Charlie dijo...

Su sabor recuerda al del plátano frito.