sábado, 27 de septiembre de 2008

ROSBIF CRIOLLO




Esta es una receta de integración. Una interesante fusión entre el asado negro y el roast beef inglés, producto del ingenio local, que solo en nuestros llanos se puede saborear con ese maravilloso toque criollo.

Compren un muchacho redondo de mas o menos un kilo. Amarrenlo con pabilo haciéndole una red, para que quede bien apretadito. Pónganlo, unas horas antes de cocinarlo, en un envase, bañado con bastante salsa de soya. Denle vueltas para que este siempre empapado en ella.
En un caldero, pongan a calentar media taza de aceite con cinco cucharadas de papelón rayado. Sino tienen, usen azúcar morena. Cuando este bien negro, haciendo burbujas de caramelo, pongan la carne, (no boten el liquido donde se estaba adobando)y denle vueltas hasta que se ponga bien negra por todos los lados. Cuando esta ya a punto, eche tres cebollas cortadas en ruedas y dejen que se continúe ennegreciendo todo junto.
Prendan el horno a 300 grados.
Saquen la carne del caldero, pónganla en una plancha y metanla, por 20 minutos, en ese horno caliente. Saquen las cebollas del caldero, echen allí el liquido donde tenían adobando la carne y redúzcanla, a fuego lento, con la salsita que quedo en el caldero.
Cuando saquen la carne del horno, déjenla enfriar y corten en ruedas muy, muy, lo mas delgadas que puedan. Deben estar rosaditas por dentro y negritas por fuera.
Sírvanlas, frías o calientes, con arroz blanco y las cebollitas de la cocción.

1 comentario:

Angélica dijo...

Holitas!!! Pasando a conocer y saludar, llegué aquí gracias a To2blogs, me ha gustado la visita ya que mis abuelos paternos son del llano y me he sentido super identificada con este blog; estaba buscando para dejarte un comentario, que bueno que esta entrada si lo tiene habilitado. Gracias por compartirlo. Te estaré visitando.
Saludos y un fuerte abrazo. Bendiciones.